Bariloche: La obra de la nueva terminal de ómnibus que nunca comenzó

Bariloche: La obra de la nueva terminal de ómnibus que nunca comenzó

Durante el verano de 2017 se realizó uno de los anuncios más esperados para Bariloche. Se presentaron los planos, la ubicación y todos los detalles para el desarrollo de la nueva terminal de ómnibus.

El proceso para el inicio de obra parecía acelerarse con la renovación del contrato con el concesionario de los casinos, en el que se incluyó que la empresa concesionaria debía hacerse cargo de la construcción de la terminal, pero la tenencia de las tierras fue la primera de las trabas.

Hacia mediados de 2017 se dio un nuevo paso en el Concejo Deliberante local para lograr una rezonificación en el este de la ciudad, para de esa manera poder acceder a la tenencia de las tierras, las cuales pertenecían a Las Victorias S.R.L.

Así está el predio donde se anunció la construcción de la nueva terminal.

Hacia fines de abril de 2018 el intendente Gustavo Gennuso firmó la escritura que garantiza el traslado del dominio de las tierras en las que se asentará la nueva terminal.

Este paso dio cumplimiento a la ordenanza 2871 que autoriza al Ejecutivo municipal a rubricar el convenio Las Victorias SRL. Y a partir de entonces, la comuna dispone de una superficie de 31.622 metros cuadrados en los que se emplazará el edificio. Según informaron desde el municipio, resta que la empresa de casinos designe la constructora que se hará cargo de la obra para comenzar.

La nueva terminal se ubicará en la intersección de la calle Esandi con la ruta de Circunvalación. El proyecto estipula que afuera del edificio, sobre Esandi, se construirá una rotonda para hacer más fluido el tránsito, cuya obra estaría a cargo del gobierno provincial.

La «vieja» terminal, totalmente colapsada.

El techo estará cubierto por pastos de la región, cuya función, además de ser estética, le confiere aislación térmica. Habrá 17 mil metros cuadrados de áreas exteriores parquizadas. El estacionamiento ocupará 2.500 metros y 4 mil estarán destinados a las maniobras de los vehículos de transporte.

En cuanto al interior, se proyectaron 3.200 metros cubiertos que incluyen una planta baja con 30 boxes de ventas de pasajes, zona de espera de arribos y partidas, depósitos  y locales. Simultáneamente en la planta alta se localizará una confitería y salas de espera preferenciales.

Así quedaría la nueva terminal.

Serán 24 las dársenas de ómnibus, lo cual duplica la cantidad actual y cuentan con la flexibilidad de aumentarse si es necesario en un futuro debido a la localización y espacios linderos libres.

El anuncio de la obra que se realizó en enero de 2017, estipulaba un plazo de construcción de 18 meses. Hacia fines de 2018, se volvió a anunciar el inicio de la obra. Sin embargo, en enero de 2019, solamente está el cartel.

 

Fuente:

ANB

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido Protegido