Salta: Reclaman que los colectivos son inaccesibles

Salta: Reclaman que los colectivos son inaccesibles

Plantean que casi no hay unidades con rampas para sillas de ruedas.

Gustavo Gonza contó a El Tribuno que un día de diciembre tuvo que permanecer más de cuatro horas en la parada de Zuviría y Leguizamón para esperar a los colectivos que se incorporaron a la flota de Saeta el año pasado, que tienen una especie de chapa en la puerta de atrás, que indica que hay una rampa especial para sillas de ruedas. Si bien detuvo a tres colectivos con estas características, no subió a ninguno porque los choferes le dijeron que el mecanismo no funcionaba desde hacía varios meses.

«Me enteré de que en agosto, cerca del monumento 20 de Febrero una persona tuvo un accidente con este nuevo mecanismo. Se fracturó y desde la empresa decidieron cancelar el servicio de rampas», reveló Gonza. «Con taxis y remises es otro azar; no se avanzó en nada», observó. «Seguimos estancados. Cada vez, peor. Salta está hecha para un grupo determinado. Lo que tiene de linda lo tiene también de inaccesible», expresó.

Cecilia Gramajo también coincidió en lo hostil que resulta el transporte público de colectivos para las personas en sillas de ruedas. Si bien tiene certificado de discapacidad, que la habilita a viajar en transporte público de manera gratuita con un acompañante, no puede gozar de ese beneficio: «No me sirve de nada ese pase porque no todas las unidades están acondicionadas para subir con la silla de ruedas. De hecho, son muy pocas. Por línea debe de haber una y no sé si hay dos en alguna». Además, lamentó que la empresa no informara sobre la frecuencia de esas unidades adaptadas.

Relató que un día, en noviembre último, esperó durante tres horas en una parada del centro a que pasara un colectivo adaptado, que no llegó nunca. El último chofer al que consultó le dijo que no contaban más con esa unidad.

Gramajo observó también que no todas las paradas de colectivos tienen rampas para subir con sillas de ruedas de manera autónoma.

A mediados de enero ella presentó una nota al presidente de la Autoridad Metropolitana de Transporte, Federico Hanne, para quejarse por el servicio deficiente, pero hasta ahora no recibió una respuesta por parte suya.

 

Fuente:

El Tribuno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido Protegido