Córdoba: Admiten que sumar unidades al transporte urbano no es rentable

0

La combinación entre la continuidad de las restricciones impuestas por la pandemia de coronavirus, y la habitual reducción de frecuencias que se instrumenta durante todos los meses de enero por la menor demanda que hay en el transporte urbano de nuestra ciudad, representan un panorama por demás complejo para los usuarios que, en muchos casos, deben armarse de extrema paciencia para esperar el arribo de los colectivos en las paradas.

Un inconveniente adicional se genera en casos en que no se respetan las medidas de bioseguridad tales como el uso de barbijos y el distanciamiento social dentro de los propios ómnibus. Cabe destacar que se reciben incesantes quejas de pasajeros, que reclaman algún tipo de mejora en la prestación por parte de la Municipalidad. Dicha posibilidad está siendo evaluada por las autoridades. En este sentido, este diario consultó a referentes empresarios y de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), quienes reconocieron que “no es rentable poner más unidades en la calle”.

“Acá hay un problema de base que es el de los subsidios nacionales, provinciales y municipales, que son divididos por unidad y a la vez eso lo dividen por los integrantes de todo el plantel de trabajadores”, explicó una de las fuentes. Al respecto, recordó que “los subsidios son distribuidos casi en su totalidad en el Área Metropolitana de Buenos Aires (Amba), y en el interior llega muy poco, así que lo que acá se debería hacer es actualizar un poco más la tarifa”.

Asimismo, graficó que para que una unidad dé superávit debe cortar, como mínimo 1.000 boletos, salvando el gasoil y todo lo que invierten los empresarios. “Fetap (la Federación de Empresarios del Transporte Automotor de Pasajeros) no va a poner más unidades en la calle porque no es rentable”, ratificó el informante a este diario. Por su parte, César Pereyra, delegado de la empresa Coniferal, rescató que “se está trabajando en el tema, ya que hay una mesa integrada por Movilidad Urbana, las empresas y UTA”.

Sobre el particular, admitió que las prestatarias “no trabajan al 100%”. “En Coniferal, por ejemplo, antes de la pandemia, eran 224 servicios que había en la calle (218 más un refuerzo por la mañana), y cuando se volvió a trabajar tras la cuarentena se regresó con 136 servicios”, precisó Pereyra.

 

Fuente:

Hoy Día Córdoba

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here