El primer autobús autónomo de Otokar pasa las pruebas con éxito

0

Tras tres años de desarrollo de este proyecto llevado a cabo por el departamento de I+D de la marca en colaboración con la Universidad de Okan, se completa la segunda fase de la integración de software y las pruebas de verificación de su vehículo autónomo.

Otokar (empresa del Grupo Koç), comenzó a trabajar en su desarrollo en 2016 con el proyecto CoMoSeF (Co-Operative Mobility Services of the Future) y se ha asociado con la Universidad de Okan desde 2018 para las siguientes fases.

Serdar Görgüç, Gerente General de Otokar, señaló: “Como empresa con una sólida capacidad de I + D, presentamos una serie de novedades, como el primer autobús híbrido y el primer autobús eléctrico de Turquía en la última década. También presentamos el Bus inteligente equipado con capacidades de IoT (Internet de las cosas) hace cuatro años. Tras el proyecto que incluía la conectividad entre dispositivos de carretera y sistemas de señalización de tráfico, comenzamos a trabajar con la Universidad de Okan en el primer autobús autónomo de Turquía. Estamos totalmente comprometidos y encaminados hacia nuestro objetivo de desarrollar y comercializar un vehículo autónomo que pueda circular en todas las carreteras abiertas al tráfico y en todas las condiciones meteorológicas».

Un vehículo muy seguro
“Nuestro autobús autónomo creará una plataforma para el autobús urbano autónomo que desarrollará Otokar con una tasa de accidentes cero, que también está en línea con los objetivos de la Unión Europea para 2050″, añadió.

El autobús autónomo Otokar autónomo puede detectar su entorno utilizando algoritmos avanzados de fusión de sensores en carreteras cerradas al tráfico. Ofrece una conducción cómoda a baja velocidad entre 0 y 30 km / h. El algoritmo permite que el autobús autónomo gire en las esquinas y cruce las intersecciones de manera segura. Detecta a los pasajeros que esperan en la parada del autobús para recogerlos. Los pasajeros, que quieran bajarse del autobús, solo necesitan presionar el botón de parada.

El autobús autónomo, que fue diseñado para priorizar siempre a los peatones, cede el paso a los peatones en los pasos de cebra y garantiza la seguridad con una función de freno de emergencia. En el caso de que peatones, animales o ciclistas aparezcan inesperadamente frente al vehículo, el autobús aplica el freno de emergencia. Una vez que se supera el obstáculo o el riesgo potencial, el propio vehículo toma la decisión de continuar en la carretera. También detecta automáticamente los semáforos y las señales en las carreteras.

El autobús autónomo, equipado con un sistema de control de crucero adaptativo stop-and-go (Stop & Go ACC) que facilita la conducción en el tráfico lento y denso, supervisa la distancia entre los vehículos delanteros y laterales, lo que permite la conducción autónoma. El vehículo puede utilizar el sistema de control de crucero adaptativo stop-and-go tanto a baja como a alta velocidad a una distancia segura. La tercera fase del desarrollo está actualmente en curso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here