Boedo: Clausuraron una terminal de colectivos e investigan su impacto ambiental

0

La Unidad Fiscal Especializada en Materia Ambiental, a cargo del Dr. Carlos Rolero Santurián, ordenó la realización de una inspección integral en la terminal de colectivos de las líneas 181, 127, 57 y 41, ubicada en la calle Virrey Liniers al 1300, debajo de la Autopista 25 de Mayo, en el barrio de Boedo. Como resultado de la misma, se dispuso su clausura inmediata y preventiva al encontrarse diversas irregularidades en su funcionamiento.

La causa se inició a raíz de la denuncia telefónica por parte de un vecino, quien refirió que en la mencionada terminal se percibían fuertes olores a combustible, lo cual genera malestar y afecta la normal respiración de las personas de la zona. A su vez, se pudo observar que desde el caño de desagote pluvial saldrían restos de hidrocarburos y residuos con restos de éstos en los lugares destinados a los residuos domiciliarios.

Inmediatamente, el fiscal Rolero delegó las tareas de pesquisa al Cuerpo de Investigaciones Judiciales y a la Unidad Federal de Investigación de Delitos Ambientales de la Policía Federal Argentina. Luego, dispuso la realización de una inspección integral al establecimiento con la intervención de la Dirección General de Control Ambiental (DGCONTA), la Dirección General de Red Pluvial (DGSPLU) y la Dirección General de Fiscalización y Control (DGFyC).

Como resultado del procedimiento, se determinó que el lugar estaba en pleno funcionamiento, observándose alrededor de 30 ómnibus y el ingreso y egreso permanente de los mismos. Asimismo, la inspección estableció que existía mal acopio de residuos peligrosos, sin la correspondiente señalización de los mismos, con manchones de aceite sobre diversos sectores. Además, se hallaron faltas en la seguridad como tener cables de electricidad expuestos al alcance de la mano y no exhibir los correspondientes certificados de mantenimiento de la red hidrante fija contra incendios, de sistema de autoprotección, de fumigación vigente y de limpieza de tanque y examen bacteriológico. Tampoco contaba con el certificado de la habilitación comercial o en su defecto el inicio de trámite.

Por tales motivos, se dispuso la clausura inmediata y preventiva del establecimiento hasta tanto se regularice la situación legal del lugar, y se investiga la presunta infracción a la Ley de Residuos Peligrosos (Ley 24.051) y al artículo 56 del Código Contravencional.

 

Fuente:

Ministerio Público Fiscal

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here