Volvo busca carroceros para los nuevos buses eléctricos que venderá en México

0

Deben acoplarse al chasis eléctrico 7900

El bus eléctrico Volvo 7900, llegó a México en este 2021 para ser mucho más que un vehículo de prueba, para que los operadores de transporte urbano del país lo evalúen y obtengan información clave para viabilizar sus proyectos de electrificación del transporte. Desde que llegó, se ha discutido sobre sus posibilidades de fabricación en la planta de la compañía en Tultitlán, considerando que el actual modelo que recorre el país haciendo rutas de demostración tiene origen europeo, construido en Polonia, en la planta de Grudziadz.

Pero también se necesita tener carrocerías de desarrollo local que permitan además de dinamizar el desarrollo de la industria mexicana del bus, ofrecer versiones a precios más competitivos y tener mejores armas para enfrentar a las marcas chinas que han estado llegando al país con sus unidades integrales.

Por eso el constructor sueco busca carrocerías que se acoplen a las plataformas 7900 eléctricas, que podrían acompañar a la de origen Volvo. Esa experiencia no es nueva, puesto que en su momento los articulados 7300 contaron tanto con versiones integrales (chasis y carrocería), además de opciones a cargo tanto de AYCO como de Marcopolo.

Rafael Kisel, director general de Volvo Buses México, ha dicho varias veces que están buscando la ecuación que mejor responda a las necesidades del mercado mexicano, y si en autobuses foráneos gran parte de su éxito ha sido trabajar muy de cerca con los fabricantes de carrocerías mexicanos, en autobuses eléctricos sería una fórmula para encontrar precios más competitivos.

Marcopolo ya está al tanto de la iniciativa de Volvo y estarían dispuestos a desarrollar una versión eléctrica del Torino para integrarse con el chasís 7900, que podría ampliar la colaboración entre las marcas para desarrollar versiones articuladas y biarticuladas, que en muchos casos son el eje de la renovación de las flotas en sistemas masivos y BRT no solo en México, sino en toda Latinoamérica, como se pudo ver en la renovación de la flota troncal de Transmilenio, en su mayoría conformada por biarticulados de 27 metros.

AYCO, también podría ser candidato, considerando que ya se han realizado trabajos con Volvo, también es capaz de acoplarse a otros chasis, lo que, al menos de entrada, podría facilitar el desarrollo de una versión apta para el 7900.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here