La Matanza: suspenden un ramal de colectivos por la inseguridad y hay miles de vecinos afectados

0

Se trata del recorrido «Barrio El Talita – 1001» de la línea 621, perteneciente a la empresa de colectivos Transporte Ideal San Justo. El ramal atraviesa distintos barrios de La Matanza en las zonas de González Catán, Villa Celina e Isidro Casanova.

Miles de vecinos de González Catán, Isidro Casanova y Villa Celina quedaron en virtual estado de incomunicación por culpa de la inseguridad. La empresa Transporte Ideal San Justo S.A, de las más importantes de La Matanza, informó que la suspensión de uno de sus ramales de la línea 621: el que llega al barrio Talita por la Ruta 1001.

El motivo de la decisión, que fue informado en forma precaria con carteles en las unidades de la empresa de transporte, es la «falta de seguridad» de los choferes, según indicaron los anuncios, por casos recientes de hechos delictivos que sufrieron en zonas del mencionado recorrido.

Los vecinos afectados por la medida iniciaron una campaña para juntar firmas en pedido del restablecimiento del servicio. El documento, publicado en internet en el sitio Change.org, ya lleva casi 1600 adhesiones y esperan lograr más para poder robustecer su reclamo y ser escuchados.

«Somos vecinos y vecinas de los barrios: Talita, 27 de Febrero, Sagrado Corazón, Primavera, 17 de noviembre, San José y Vernazza. Si bien somos de diferentes barrios, a todos nos afecta por igual la suspensión del servicio de la línea 621, tanto el recorrido desde el km 29 hasta la 1001 y el de Laferrere/Scasso – 1001. Estábamos adaptando nuestros quehaceres cotidianos al horario de corte de las 19 horas y muchas veces quedábamos varados a 15, 20, 25 cuadras inclusive, pero entendíamos el miedo de los choferes», dice el documento.

Los conductores de los colectivos, se sabe, son los más expuestos a la inseguridad en el Conurbano. Y puntualmente en la línea 621, más allá de hechos delictivos frecuentes y recientes, los choferes no han estado exentos de episodios de extrema violencia como cuando, en febrero de este año, dos delincuentes efectuaron un disparo contra el parabrisas de una unidad que venía fuera de servicio por la calle Juan de Alagón, en la zona de Villa Scasso, González Catán. El impacto de la bala dio a un metro del chofer, que dijo que «tengo que agradecer que estoy vivo» y que manifestó que los sujetos le dijeron: «A ustedes, los de la 621, les va a caber».

En ese sentido, los vecinos empatizan con los trabajadores de la empresa de colectivos y argumentaron: «Por eso respetamos la decisión de cortar recorrido por Lavalleja desde ese horario, porque al igual que la mayoría son trabajadores, hay familias esperando el regreso de cada ser querido. Lastimosamente hay malvivientes que salen decididos a lastimar y en muchas ocasiones llegan a lo peor».

Finalmente, concluye, con un pedido a las autoridades: «Pero no todos somos iguales, somos muchos más los que seguimos apostando por el trabajo, la educación de nuestros hijos y para ello necesitamos trasladarnos a los mencionados lugares. Sabemos que la lucha debe ser acompañada por nuestros gobernantes y debemos estar unidos para lograrlo. Podemos empezar solicitando un Destacamento Policial en Lavalleja y Calderón.

 

Fuente:

Zonales

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here