spot_img
spot_img

Cuba: Crisis del transporte público en La Habana por falta de repuestos

“Hoy tenemos grandes problemas para la adquisición de las piezas. Por primera vez desde el 2011 tenemos más de la mitad de los carros paralizados (463)», explicó un funcionario de la Empresa Provincial de Transporte de La Habana.

De los 881 equipos con que cuenta la Empresa Provincial de Transporte de La Habana, solo 418 -como promedio- ofrecen servicios a la población en estos momentos, debido a la baja disponibilidad técnica de los mismos; reportó este lunes el portal oficialista Cubadebate.

Luis Orlando Hernández Pacheco, subdirector de operaciones de la Empresa Provincial de Transporte de La Habana, precisó que con esos 418 vehículos, sólo es posible transportar a unos 514,727 personas y realizar alrededor de 4,790 viajes, en los horarios establecidos: de 4:30 a.m. hasta la 1:30 a.m. del día siguiente.

“En estos momentos ninguna ruta está sin servicio. Lo que sucede es que por la baja disponibilidad técnica hay recorridos que solo cuentan con un solo ómnibus. En esta condición hay 46 rutas en la ciudad”, especificó.

Tanto las rutas alimentadoras (A), como las conformadas por buses articulados (P), que constituyen la línea principal, se encuentran actualmente muy por debajo de la demanda real. Para ofrecer un servicio adecuado y lograr una disponibilidad técnica superior al 95 por ciento, se necesitarían más de 700 carros.

“La capital lo tuvo cuando se realizaron las grandes inversiones, pero el impacto del bloqueo, la pandemia y la compleja situación económica ha repercutido desfavorablemente”, declaró Hernández Pacheco.

Entre los años 2015 y el 2018 la empresa consiguió que, de sus 881 equipos, 720 prestaran servicios en la urbe. «Se transportaban 1,100 000 pasajeros todos los días laborables con los carros de la empresa», refirió Jorge Luis León Linares, subdirector Técnico – Logístico de la Empresa Provincial de Transporte de La Habana.

«Además, con el apoyo de otros organismos se llegaba a 1,250 000 pasajeros, la cifra más alta que hemos alcanzado en los últimos años”, agregó el funcionario.

No obstante, reconoció que ni siquiera entonces «se resolvieron los problemas en la transportación de pasajeros porque la demanda era superior a la posibilidad de brindar el servicio».

“En el 2018 vino el primer problema con la crisis energética, y a pesar de que teníamos guaguas, no había combustible. Se llegó a disponer de solo 20,000 litros de combustible, cuando en La Habana se solía trabajar con unos 90,000 litros diarios”, explicó León Linares.

Las sanciones impuestas por el expresidente estadounidense Donald Trump y la llegada de la pandemia del coronavirus en marzo de 2020 agudizaron más esta situación; esto provocó que de 720 ómnibus disponibles se bajara, progresivamente, hasta 418. Y el 19 de enero de este año, por ejemplo, sólo circularon 394.

“Hoy tenemos grandes problemas para la adquisición de las piezas. Por primera vez desde el 2011 tenemos más de la mitad de los carros paralizados (463)», indicó.

Entre los equipos que están en paro, 100 lo están por motores, otros 30 por neumáticos y baterías, y más de 300 por partes, piezas y agregados. «Hay otros 18 carros detenidos por caja de velocidad. También tenemos grandes afectaciones por las pastillas de frenos”, reveló.

León Linares destacó que, entre los 881 equipos, se incluyen las lanchas de Regla, las cuales estuvieron paralizadas durante la primera etapa de la pandemia. «Hoy trabajan tres con un servicio estable y con otros organismos se reparan las otras tres», señaló.

 

Fuente:

Cibercuba

Artículos Relacionados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Redes Sociales

130,447FansMe gusta
19,510SeguidoresSeguir
7,050SeguidoresSeguir

Últimas Noticias

spot_img
error: Contenido Protegido