spot_img
spot_img

Cuatro Líneas de Colectivos dejarán de circular por el nuevo Casco Histórico porteño

La puesta en valor del Casco Histórico porteño; conocido por albergar los monumentos más emblemáticos de la Ciudad, como el Obelisco, la Casa Rosada, el Cabildo o la Catedral; no se detiene.

A las obras ya realizadas en diciembre de 2021 sobre la calle Defensa y la fachada de la Farmacia La Estrella, y la construcción del contracarril de la avenida Belgrano a principios de este año; ahora sumarán trabajos de conservación y renovación en un polígono de 72 cuadras integrado por la avenida Juan de Garay, la avenida de Mayo, la avenida Paseo Colón y la calle Tacuarí.

En la planificación realizada por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, el peatón tendrá prioridad. Para ello, se eliminarán las 4 líneas que hoy pasan por el lugar, se incorporará mobiliario urbano, se plantarán 253 árboles (principalmente tilos y jacarandás), se colocarán nuevas luminarias, se repararán las veredas y se generarán áreas amenas para fomentar la gastronomía, los paseos y el disfrute.

Los trabajos de conservación y renovación afectarán 72 cuadras de un polígono integrado por Av. Juan de Garay, Av. de Mayo, Av. Paseo Colón y Tacuarí

Además, se restaurarán las fachadas del patrimonio cultural edificado y se removerán las calles que antiguamente fueron repavimentadas con la colocación de 12 mil m2 de adoquines.

La idea es generar un entorno transitable y de calidad de vida para los más de 28 mil vecinos de la zona, que se distribuyen entre los barrios de San Telmo y Monserrat, y los turistas que visitan Buenos Aires.

“En el Casco Histórico de la Ciudad, vuelven los adoquines tradicionales, va haber más peatonales, vamos a sacar los colectivos y restaurar fachadas históricas. Este proyecto se trata de cuidar y resaltar nuestro patrimonio histórico y cultural en una zona que atrae a miles de turistas todos los años”, explicó Felipe Miguel, jefe de gabinete del Gobierno de la Ciudad.

Durante 2021, la Ciudad puso en valor la calle Defensa, la fachada de la Farmacia La Estrella y a principios de este año llevó adelante la obra del contracarril en la avenida Belgrano, que se extendió cuatro cuadras desde Perú hasta avenida Paseo Colón.

En 2022, la renovación incluirá las calles Bolívar, Humberto Primo, Carlos Calvo y Estados Unidos, y la restauración de las fachadas del edificio Otto Wulff y del Mercado de San Telmo.

La primera etapa de la renovación 2022, que comenzó a mediados de marzo, se realizó desde Cochabamba hasta Humberto Primo con la reparación de veredas y el adoquinado existente y la incorporación de farolas para reforzar el alumbrado peatonal.

Las obras de la calle Bolívar, entre Av. Belgrano y Av. Juan de Garay, se dividirán en tres etapas. Incluirán la nivelación de diez cuadras, a lo largo de las cuales se reemplazará el asfalto existente con adoquines, se incorporarán luminarias y bolardos nuevos, se repararán las veredas con baldosas y se plantará vegetación. Y en lo que respecta a las 6 cuadras que abarcan las calles Perú y Defensa, los trabajos estarán finalizados en mayo.

“El corazón de una Ciudad es su Casco Histórico, no sólo por su historia, sus construcciones y sus entornos sino por el aire que se respira cuando uno lo recorre. Con este plan integral buscamos resaltar la maravillosa arquitectura y el patrimonio de nuestra Ciudad”, remarcó Clara Muzzio, ministra de Espacio Público e Higiene Urbana.

En tanto, la intervención de la Fachada del edificio Otto Wulff -ubicado en la intersección de la Avenida Belgrano y la calle Perú- incluye el retiro de todos elementos no originales en la fachada, trabajos de pintura, restauración de fisuras, reposición de los elementos ornamentales perdidos y conservación de las piezas existentes de la fachada.

Mas allá de estos cambios en la fisonomía para la recuperación de la identidad cultural del Casco Histórico, uno de los cambios más significativos será la mudanza de las líneas de colectivos 22, 24, 28 y 126 a los metrobuses de la 9 Julio y del Bajo. Actualmente circulan por las calles Perú y Chacabuco.

“Las líneas 22 y 24 se mudarán al Metrobus del Bajo mientras que las líneas 28 y 126 al Metrobus de la 9 de julio. Ambas confluirán en Retiro”, precisó”, Felipe Miguel.

Para organizar un poco más la movilidad, en la calle Bolívar se ejecturá una ciclovía, Perú se convertirá en una calle de convivencia con una velocidad máxima a 10 km/h, como en el resto de las calles de Microcentro, y en Chacabuco se ensancharán las veredas y se nivelarán cruces.

“La transformación que hace años llevamos adelante en el área central sigue mostrando su impacto positivo. Con el ordenamiento de las líneas que aún circulan por las calles internas del Casco Histórico y resta derivar a la Red Metrobus, vamos a mejorar la experiencia de viaje de los usuarios de colectivos y choferes y también a generar un entorno más seguro y amigable para todos los que transitan por la zona”, destacó Manuela López Menéndez, secretaria de Transporte y Obras Públicas.

Con este proyecto, la Ciudad busca consolidar espacios de atracción turística, generar nuevos puntos de interés para los vecinos y visitantes y fomentar el desarrollo de una ciudad a escala humana; los cuales impactarán en una mejor conectividad entre Parque Lezama y Plaza de Mayo.

Para ello, el gobierno porteño desembolsará 2 mil millones de pesos. Estiman que la obra estará finalizada para mediados de 2023.

 

Fuente:

GCBA

Infobae

Artículos Relacionados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Redes Sociales

130,447FansMe gusta
19,510SeguidoresSeguir
7,050SeguidoresSeguir

Últimas Noticias

spot_img
error: Contenido Protegido