spot_img
spot_img

Se robó un micro escolar, tiroteó a la Policía y chocó todo lo que encontró a su paso: ya está libre

Tiene antecedentes por robo, intento de hurto, lesiones y violencia de género. Lo persiguieron 15 patrulleros por tres jurisdicciones y embistió a 21 vehículos.

La increíble secuencia empezó en Villa Luro, a la vuelta de la casa de Damián, que tiene varios micros escolares que alquila para traslados privados. Eran las 20 de este lunes cuando el hombre de 57 años paseaba a su perro y vio cómo tres personas se llevaban su colectivo.

Lo que era un robo y podría haber quedado en otra anécdota indignante de la inseguridad terminó con una persecución de película: Damián llamó al 911 y empezó a perseguir a los ladrones, que tomaron la avenida General Paz.

El recorrido empezó en la esquina de las calles Zelada y Mozart, en Villa Luro y en el límite de otros dos barrios (Parque Avellaneda y Mataderos).

«Esto es un desastre, podría haber sido peor. El conductor no sé si estaba drogado o no, pero la tenía clarísima manejando. No es un improvisado este tipo. Me aconsejaron que no me acercara porque estaban armados. Le pido disculpas a toda la gente que estuvo en el accidente», dijo el hombre, que es tercera generación de esta empresa familiar.

Al volante iba Carlos Alberto Cáceres (43), que dejó el territorio porteño hasta pasar por La Matanza y Lomas de Zamora. Terminó en Esteban Echeverría, a 22 kilómetros.

Damián los persiguió hasta General Paz y Emilio Castro, en Liniers, donde les perdió el rastro.

Los videos de la huida empezaron a replicarse en redes sociales. De la General Paz pasó a Camino Negro y después a Camino de Cintura. Recorrió más de 20 kilómetros a toda velocidad. Chocó a 16 autos que se cruzaron en el camino, además de una ambulancia y cuatro patrulleros de la Policía provincial. Lo persiguieron 15 vehículos de la Bonaerense.

Durante la fuga disparó contra los policías que lo perseguían, aunque no encontraron el arma después de la detención.

Cáceres es de Almirante Brown, al sur del Conurbano. Tiene un prontuario conflictivo: en 1996 quedó registrada su primera causa por robo en San Isidro, con apenas 18 años. Siguió en Lomas de Zamora con tres causas de intento de hurto. En 2013 volvió a caer por robar un vehículo en la calle.

Después tiene otras tres causas y detenciones por lesiones leves, violación de domicilio, desobediencia y daños, todo vinculado a causas de violencia de género contra una ex pareja.

Este lunes lograron detenerlo en Luis Guillón, en la colectora de Camino de Cintura y el cruce con San Martín, después de disparar contra los neumáticos y que perdiera el control del vehículo. Sus dos cómplices escaparon y están prófugos.

Cáceres pasó la noche detenido en la comisaría, a disposición de la fiscal Verónica Ciffarelli, por averiguación de ilícito y lesiones culposas, tras lo cual quedó en libertad, según confirmaron a Clarín fuentes judiciales.

Como el robo y la persecución empezaron en Capital Federal, la jurisdicción no está clara. La Justicia nacional se declaró incompetente, en la fiscalía N° 2 de Esteban Echeverría no tenían ningún delito denunciado y el dueño de los colectivos estaba en la comisaría de su barrio presentando la denuncia recién después del mediodía.

«No sirve más. Yo todavía estoy sin dormir y a este pibe ya lo liberaron. Es increíble», llegó a decir Damián a Clarín, indignado por lo que pasó.

 

Fuente:

Clarín

Artículos Relacionados

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Redes Sociales

130,447FansMe gusta
19,510SeguidoresSeguir
7,050SeguidoresSeguir

Últimas Noticias

spot_img
error: Contenido Protegido