Así es la megafábrica china en donde construyeron los micros eléctricos para Mendoza

Así es la megafábrica china en donde construyeron los micros eléctricos para Mendoza

Shenzhen, «la Silicon Valley» de China, un pueblo pesquero hace algunas décadas de poco más de 30 mil habitantes que hoy alberga a 17 millones y a la fábrica de vehículos eléctricos más grande del mundo.

BYD, «Build Your Dreams» o «Construye tus sueños» en inglés, conquista el mercado de los vehículos eléctricos en el mundo al superar a la estadounidense Tesla y avanzar a pasos agigantados desde Shenzhen, en la provincia china de Guangdong (o Cantón), zona conocida como la Silicon Valley del gigante asiático.

De tal modo, se cumple el primer sueño: el de Wang Chuanfu, aquel visionario que en 1995 creó una fábrica de baterías con 300 mil dólares de capital y 23 empleados.

Hoy tiene 230 mil empleados en todo el mundo, el 10% de los cuales trabaja, vive, consume y se divierte en la planta que visitó MDZ , en la que, además, pueden usar sus vehículos eléctricos, cargarlos gratuitamente y transportarse en un ultratecnológico monorriel por la ciudad que constituye la ahora multinacional china.

En diciembre de 2008, el millonario estadounidense accionista de Apple, Warren Buffett, invirtió 230 millones de USD en adquirir el 10% de BYD Auto.

Una de cada cuatro teléfonos celulares del mundo tienen sus baterías fabricadas por BYD. Las marcas que más las requieren son la local Huawei, Motorola, Nokia, LG y Siemens. Por eso el interés de la compañía por el litio, materia principal de las baterías que cada vez se harán más necesarias en el transporte. De hecho, desde 2020 en China no podrá circular ningún colectivo que no sea eléctrico: BYD, entonces, ya tiene en marcha verdaderos ejércitos de trabajadores y técnicos diseñando, construyendo, ensamblando nuevos vehículos de todo tipo y tamaño. Hasta le arrebataron el diseñador jefe a BMW para su línea de autos de confort con «cara de dragón» y que llevan el nombre de las dinastías exitosas que gobernaron el imperio chino.

La ciudad de Shenzhen está ubicada entre Macao y Hong Kong, en la nueva megalópolis global que representa la desembocadura del Río Perla y su producción económica de Shenzhen ocupa el cuarto lugar entre las 659 ciudades chinas (detrás de Beijing, Shangái y Cantón). Concentra 50.400 millonarios relacionados con este sector, según datos de la Hurun Rich List of China, la cuarta ciudad de China con mayor cantidad de ricos.


Habrá una inversión de 111.800 millones de yuanes (17.800 millones de dólares) para el 2020 con el fin de mejorar el medio ambiente y la gobernanza social. Según el plan de desarrollo sostenible publicado por la ciudad, Shenzhen integrará tecnologías como reciclado de desechos, tratamiento de aguas residuales, restauración ecológica, tratamiento biológico, macrodatos, computación en nube e inteligencia artificial.

Algunas de las otras empreas que tienen su sede aquí son Huawei, ZTE, Foxconn (fabricante de iPhone), CSOT y Tencent.

 

Fuente:

MDZ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido Protegido